martes, 4 de junio de 2013

Pin It now!

Gestión de la Reputación on line: la libertad de expresión vs el derecho al honor. Nos lo cuenta Victor Almonacid

Víctor Almonacid, es un jurista especializado en “Derecho de las TIC” y conoce muy de cerca el marco legal en cuestiones de crisis de reputación on line.
Conocí a Victor a través de Twitter sorprendida por el texto de su perfil de twitter (@nuevadmon), que es toda una declaración de intenciones: “Secretario de Ayuntamiento, deportista, escritor, y otras disparidades... Quiero cambiar la Administración para que sea más legal, moderna y eficiente” . Casi nada!, así que le empecé a seguir.


Victor nos puede ayudar a comprender mejor cuestiones tan interesantes como la defensa legal ante los ciberataques al honor y a la imagen, la prevención de otros ciberdelitos, o la gestión de la reputación on line.  





1. Hay personas y entidades que temen tener presencia en los medios sociales, ¿Es Internet un terreno de nadie donde cualquiera puede decir lo que quiera?

En primer lugar el temor ante lo nuevo es una reacción natural en el ser humano, sobre todo cuando está basado en una realidad innegable, y es que efectivamente la red puede dañar seriamente la imagen de una persona o entidad. Pero también la puede beneficiar y en este sentido hay que ver el vaso medio lleno. Respondiendo a la pregunta: claro que no. 
En el “mundo real” el Derecho y la ética impiden que las personas hagan y digan cualquier cosa que se les ocurra. En el mundo virtual la ética se relaja (no debería), y algunos piensan que el Derecho también, pero en esto están equivocados. 
Del mismo modo que yo no puedo parar por la calle a una persona e injuriarla (algo parecido a “perdone señor: es usted un gilipollas”) tampoco lo puedo hacer en la red. 
Las personas deben tener responsabilidad por todos sus actos ilícitos, y no solo por los cometidos en el mundo físico. Un delito es un delito. 

Delitos contra el honor en Internet. Derecho al olvido. Ciberdelitos. Esmeralda Diaz-Aroca

2. ¿Por qué es importante para una marca saber gestionar su reputación on line?

Porque las personas –desde el punto de vista empresarial “los clientes”- están y se mueven en la red. Creo que se acabó lo de pegar carteles. Cuando yo era pequeño mis padres buscaban en las páginas amarillas. Ahora la mayor parte de la población consulta en Internet a la hora de reservar un hotel o un restaurante, o de buscar un fontanero o un electricista. Y por supuesto también las empresas buscan perfiles profesionales en la red con vistas a futuras contrataciones. En todos los casos los mejor posicionados y mejor valorados llevan las de ganar. Una buena gestión reputacional para una marca o empresa puede generar la entrada en un provechoso círculo virtuoso en el que el buen posicionamiento lleva al aumento de clientes y este aumento de clientes, a su vez, al mejor posicionamiento. 

3. ¿Que "herramientas de escucha" recomendarías a empresas y profesionales para conocer lo que se habla de ellas en la red?

Hay muchas maneras de averiguar lo que se dice de nosotros en la red, desde las más rudimentarias (buscador) hasta algunas más sofisticadas. En esto tú eres una experta Esmeralda. Yo en este tema simplemente doy mi opinión de que vale la pena “perder tiempo”, que en realidad no es perderlo, en hacer este análisis. Saber exactamente qué reputación on line tenemos en cada momento es el punto de partida para mejorarla. En todo caso no se puede tener el control de dicha imagen si ni siquiera se conoce.

4. ¿Deben tener miedo las marcas a tener visibilidad en Internet?

Deben tener miedo a no tenerla, porque a parte de que, según hemos dicho, les perjudica empresarial y económicamente, que no tengan duda de que la gente va a opinar igualmente sobre nosotros, y seguramente no de manera positiva. Si tenemos una presencia controlada en Internet, podemos encauzar esos comentarios negativos a través de la interacción, de la matización o, sencillamente, de la promoción. En la sociedad de la información está bien utilizar los medios para opinar negativamente, pues forma parte de la libertad de expresión, pero si algo se hace bien y es cierto también hay que decirlo, faltaría más.


En próximo post, Victor Almonacid nos hablará  sobre los medios legales  que existen para combatir la difamación y el ataque al honor, y sobre las herramientas policiales para investigar y llegar a la fuente del origen de ciberdelitos, ciberbulling..etc

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en este blog a través tu comentario.Te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Gracias, Esmeralda Díaz-Aroca