lunes, 24 de diciembre de 2012

Pin It now!

Los pescaderos son también 2.0: la historia de Santiago "El Champi"

Santiago "El Champi" en su puesto de pescado. Esmeralda Diaz-Aroca
Santiago "El Champi" no solo es un pescadero cualquiera que tiene su puesto (por cierto impecablemente colocado) si no una persona con una capacidad innata para la venta y para la conexión emocional.
Voy todas las semanas a su puesto y cada vez que estoy allí,  veo a una persona entusiasta, positiva, una persona que conecta con su clientela, ya solo con una sonrisa de oreja a oreja cautivadora, que hace que te sientas bien y con un excelente merchandising en su "punto de venta".  


Santiago, no tiene ningún diploma académico colgado en las paredes de su puesto de trabajo, no ha hecho ningún curso de ventas, no ha pasado por la universidad, ni ha hecho un master..... pero es un experto en relaciones con los clientes, en inteligencia emocional, en venta directa,  merchandising, en crosseling y en upselling  (y si no que me lo digan a mi, que siempre acabo comprando más cosas .....). Y para colmo, es también un pescadero 2.0 !!
Todos estos valores y competencias profesionales que son innatas en Santiago "El Champi", las tratamos de enseñar en cursos a medida para empresas, universidades..etc. ¿Que esta pasado hoy en día?,  ¿Nos han  anestesiado tanto que hemos perdido nuestro lado humano y nos lo tienen que enseñar?

En las empresas constantemente se habla de atención al cliente, inteligencia emocional... se gastan cantidades ingentes de dinero en formar a sus empleados, y difícilmente consiguen el resultado esperado..... Y si no que se lo pregunten a Inditex, su magnífico vídeo "EL planeta Zara"  muestra entre muchas cosas, la orientación de sus recursos humanos en la atención al cliente, como una de sus máximas. No lo dudo, pero desde luego no es lo que reflejan en sus tiendas de España. Chic@s de Zara, ¡vender y ser agradable no es tan difícil  ¡Que pena! ¡Con el pedazo de empresa que es el grupo Inditex!

El vídeo que vais a ver se lo hice el otro día, con el puesto a rebosar de gente. Santiago es tal cual, transparente y con enormes ganas de disfrutar de cualquier momento que le proporcione energía positiva.
Le dije, "Santiago, dame una receta para estas fiestas" y, así, sin guión, sin miedo escénico... como es el! Ole tu raza Santiago!! A lo mejor te llamo un día para que me acompañes a dar mis cursos de formación.




Por cierto la merluza que tiene en la mano  me la estaba preparando para mí!

1 comentario:

  1. Desde luego este chico no tiene precio como vendedor! Totalmente de acuerdo contigo sobre como a veces nos olvidamos de lo esencial a la hora de vender. Este es un gran ejemplo para todos!
    Un saludo Esmeralda.

    ResponderEliminar

Gracias por participar en este blog a través tu comentario.Te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Gracias, Esmeralda Díaz-Aroca