jueves, 16 de agosto de 2012

Pin It now!

El negocio de la compra de seguidores y RTweets en Twitter

Una investigación sobre la compra y venta de seguidores, menciones y retuits en Twitter realizado por Barracuda Labs revela resultados muy sorprendentes. El estudio se inició en mayo del 2012 y para ello, el equipo de Barracuda creó tres cuentas de Twitter y compró entre 20mil y 70 mil seguidores a través de compradores en Ebay y otros buscados en Google.



Cuando comienzas en Twitter, pronto deseas ver cómo la cantidad de seguidores comienza a subir, y te esfuerzas por compartir contenido interesante, informaciones del momento o incluso tuits divertidos. Algunos otros usuarios, recurren a otras formulas para alcanzar el mayor numero de followers, comprándolos.



Infografia compra y venta de seguidores y RTweets en Twitter



Es un negocio que va creciendo, así lo manifiesta  este estudio de BarracudaLabs que identificó  a 20 vendedores en eBay y otros 58 de sitios web. El precio por mil seguidores ronda los US$ 18 . Pero no solo se puede comprar seguidores, sino también RETweets que cuestan US$ 5 cada 2mil.




En la infografia siguiente se muestran los resultados. “Dealers” son quienes crean las cuentas de Twitter y luego venden followers, “abusers” son los usuarios/marcas que compran seguidores para tener cuentas más “atractivas” y poder vender publicidad. “Fake Accounts”


La investigación  también revela información sobre el perfil de los usuarios que se dedican a comprar followers falsos con el fin de aumentar su popularidad. Identificaron a 11.283 personas que tenían en promedio 48.885 seguidores. El 75% cuenta con links en sus cuentas, lo que revela una intención de vender o promocionar algo. 
  
Los precios de los seguidores y los retweets varían según el cuidado que pone el vendedor para no ser descubierto, según BarracudaLabs. 


Según BarracudaLabs, un vendedor puede recolectar unos USD$800 a la semana, si puede controlar unas 20.000 cuentas falsas, lo que aparentemente lograban hacer algunos de ellos.




Según BarracudaLabs, los precios de los seguidores y los retweets varían según el cuidado que pone el vendedor en no ser descubierto. De este modo, mientras más caro el follower, más real se ve, por ejemplo, siguiendo a gente famosa y gente normal al azar, o twitteando comentarios cotidianos o copiados a otros usuarios normales, que hacen más difícil detectar la falsificación.



Según publica el sitio Infobae, los vendedores controlan la velocidad en la que las cuentas falsas comienzan a seguir a alguien, de modo de evitar ser descubiertos por Twitter, que prohíbe la creación de cuentas falsas y la venta de followers.



No hace mucho en Genbeta se hablaba de la polémica con Mitt Romney y el incremento misterioso de followers, que llevaba a pensar que podría ser una especie de ataque político. Rommey normalmente, conseguía  en torno a 3.000 nuevos seguidores diarios en Twitter, pero de repente,  @mittromney vio cómo su número de seguidores se incrementaba casi en 100.000 usuarios, lo que con los 25.000 del viernes y 25.000 del domingo hacían casi 150.000 nuevos seguidores surgidos por arte de magia.



Durante ese periodo, la campaña del candidato no contrató publicidad en la red social, y el número de mentions recibidas apenas subió respecto a otros días. Estos nuevos followers, por tanto, habían aparecido de la nada. Y entonces comenzó a correr el rumor: alguien había pagado para conseguir seguidores para Romney.



Según FAYERWAYER, en América Latina esto se ha hecho más evidente en campañas políticas, como hemos visto ocurrir en México, en Argentina y recientemente en Chile, con la intención de mejorar la imagen de políticos dentro de la red social. Sin embargo, no se descarta que haya compañías o personajes aprovechando también estas “ofertas” para inflar su importancia o la de clientes dentro de Twitter, que si bien sigue siendo usada por una cantidad marginal de personas en muchos países, se ha convertido en una herramienta importante de publicidad e información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en este blog a través tu comentario.Te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Gracias, Esmeralda Díaz-Aroca