martes, 8 de febrero de 2011

Pin It now!

8 formas de innovar y diseñar soluciones creativas

Hemos encontrado unas reflexiones muy interesantes en PYMES y AUTONOMOS que queremos trasladar en este blog. Los problemas son constantes inevitables pero lo que nos convierte en buenos profesionales son las soluciones. En ocasiones resulta complicado dar con la forma más correcta para solventar un asunto y tenemos que ser creativos. En ese momento se descubre la capacidad de una empresa.

Hablo de empresa y no solo de empresario porque en muchas ocasiones las soluciones creativas parten del conocimiento grupal y de la colaboración. No obstante, existen algunas técnicas que tratan de fomentar el descubrimiento creativo e innovador que nos llevan más allá del interior de nuestra organización.

Comenzamos hablando brevemente del “Kwnowlege Brokering” y el “Design Thinking”, dos interesantes métodos que pueden ayudarnos a la confección de soluciones creativas superando nuestros posibles bloqueos mentales.

Knowledge Brokering

Cuando tenemos un problema es bastante probable que no seamos los primeros en sufrirlo y una buena manera de solventarlo es fijándonos en cómo lo han hecho los demás. No parece muy creativo, pero es que el Knowledge Brokering no se basa exactamente en esto sino en buscar en áreas profesionales diferentes a la nuestra. Recordemos que la creatividad no solo es un proceso de construcción sino que también se basa en la transformación y la adaptación.

Para entenderlo lo mejor es un ejemplo. Si estamos creando un producto informático portátil cuyo mayor problema radica en el peso y la resistencia de la carcasa podemos buscar la manera en que se ha afrontado el problema en otras áreas como la aeronáutica o la industria espacial. De este modo podemos encontrar un material utilizado por la NASA (por ejemplo) que cumple con las condiciones adecuadas para nuestro producto.

El principal problema del método es que la prospección de los datos puede no ser sencilla y la colaboración ajena no está siempre abierta a nuestras pesquisas. Aún así, dicho conocimiento puede estar mucho más cerca de lo que pensamos gracias a internet o nuestra red de trabajadores y conocidos.

Esta forma de buscar soluciones se ha unido con las nuevas tecnologías gracias al “Crowdsourcing” que se adapta perfectamente a lo que suele llamarse “innovación abierta”. Existen algunos portales de brokering destinados al intercambio de ideas innovadoras donde se pueden plantear problemas concretos para intercambiar las posibles soluciones.
Imagen de blog crowsourcing
Involucrar en los problemas a personal ajeno al departamento o a la empresa afectada puede ayudar bastante a encontrar soluciones innovadoras. 
Algunos portales de brokering que intentan facilitar esta labor, son:

* Worthidea (en español)

Design Thinking

El diseño puede ser un problema en si mismo pero también una solución. Si tenemos en mente un problema o necesidad del mercado también podemos comenzar a pensar en un diseño a partir del cual se desarrolle una tecnología o una solución.

Esto comienza con una importante fase de observación del problema y de bocetado rápido que podría definirse como “brainstorming gráfico” tras el cual se seleccionaría el proyecto más viable.

Cuando contamos con un equipo de personas destinadas a la creación de diseños que den soluciones eficientes se pueden descubrir auténticas joyas que luego pasarían por el público objetivo para ser pulidas y adaptadas completamente a sus necesidades. Un ejemplo puede ser la tan conocida fregona. Antes de que existiera las personas se tenían que inclinar para limpiar el suelo.

Con ese problema en mente la solución era tan sencilla como innovadora: agregar un palo a un extremo del paño. No creo que se realizara un Design Thinking tal y como lo conocemos pero como ejemplo simplificado puede valernos.

Comenzar por el diseño puede aplicarse por ejemplo al diseño de una interfaz gráfica antes de crear una aplicación informática. Es decir, pensar en la usabilidad que necesita el cliente y luego adaptar las soluciones habituales a ese entorno. Otra forma similar de desarrollo es el Visual Thinking, más encaminado a aclarar nuestras ideas mediante el desarrollo de dibujos o diagramas que nos aproximan a las funciones creativas de nuestro cerebro.

El diseño expresado mediante prototipos y bocetos conceptuales puede ser el comienzo de una solución creativa cuando se une a las necesidades del mercado y se desarrolla de manera efectiva.

Continuando con el artículo de esta mañana quiero seguir explicando algunas maneras de evocar a la creatividad que, en este caso, tienen cierta relación entre sí: Olvidar y el pensamiento lateral.

Evidentemente los comentados no son los únicos métodos existentes pero sí representan una pequeña selección que nos puede ayudar a desbloquear nuestra mente a la hora de buscar soluciones y alternativas para nuestros proyectos empresariales y ¿por qué no? personales.

Olvidar

Un freno para el pensamiento creativo e innovador es limitarnos a las soluciones existentes o conocidas. Reinventar nuestros procesos puede ser tan enriquecedor cuando no lo necesitamos hacer como cuando nos vemos obligados a ello.

Por ejemplo, imaginemos que tengo una frutería que no va muy bien. La manera de hacer marketing siempre ha sido colgar carteles en la entrada o bajar los precios. Si reinvento mis procesos hoy por hoy puede que encuentre nuevas maneras de venta que no consideré en su momento como son la atención a domicilio, venta online, publicidad en medios locales, regalar fruta en una zona comercial como reclamo, venta a restaurantes de la zona, etc… no es bueno limitarnos a lo de siempre, hay que explorar nuevas posibilidades. De esto ya hablamos en su momento.

Lateral Thinking

Respecto a las limitaciones, el pensamiento lateral (teoría de Edwar

No obstante podemos hacerlo en la mesa aunque el patrón natural nos lleve a descartarla por no ser su función habitual. El método trata de desviar nuestro pensamiento habitual mediante provocaciones del pensamiento y la introducción de elementos ilógicos en el proceso imaginativo.

La intención es sacarnos del camino natural para resolver un problema mediante impedimentos y/o exageración de la problemática para producir el pensamiento creativo. Esto se une al problema principal de manera indirecta gracias a un control respecto al método que evite que nos alejemos del mismo y logre que las soluciones sean de utilidad.

Referencias:
Pymes y Autónomos: http://www.pymesyautonomos.com/
http://create2009.europa.eu/
http://www.lavanguardia.es/
http://www.lavanguardia.es/lacontra/20101103/54063818455/la-creatividad-se-aprende-igual-que-se-aprende-a-leer.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por participar en este blog a través tu comentario.Te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Gracias, Esmeralda Díaz-Aroca